Informativos 24 H

Periódico Digital

Noticias 24H

¿Existe el Amor Eterno?

¿Existe el Amor Eterno?

 

Esta es una de las preguntas más controversiales de toda la historia. Cada libre que leemos, que trate de amor, por lo general, siempre termina con el vivieron felices por siempre, lo que nos hace pensar que es real el Amor Eterno, pero a veces, en la vida real, esto no es muy cierto, pero no significa que no sea real, solo que dependerá de más factores que de los que generalmente se señalan. ( chicas del este) // ( chicas rusas)

Amar a una persona, resulta de una elección, de entregarse, de hacer hasta lo imposible por la otra, indistintamente de quien sea, pues así se ha decidido. Cuando tu aceptas a alguien tal y como se te presenta, siendo como es, permitiéndole que te muestre siempre su parte más genuina, y a su vez haciéndolo tú también, ya existe amor.

Todos somos humanos, y por esto, no podremos considerarnos un ser perfecto, y saberlo, resultara más fácil al momento de que tal amor abordado, pueda existir, pueda conversase en realidad, y que haya certeza del mismo, tenemos errores, defectos, virtudes y no virtudes, que, si te sientes cómodas con ellas, complementando lo carecido y que en el sentido contrario ocurra lo mismo, aquí será el punto de partida.

El Amor Eterno y Como se Construye

 

El amor eterno, como se nos ha querido plantear, no nace, no surge de la nada, no se presenta, no aparece. Este tipo de amor, no es más que el resultado de un duro trabajar por tu relación, que consiste en la preservación de indistintos factores que siempre mantendrán unido esa elección de querer, es decir, el amar, con esa chispa resultante del enamoramiento, que es algo involuntario.

Desde luego, si existirá, pero, entre la realidad y la ficción o fantasía, conseguirlo, lograrlo, es uno de las labores más difíciles que se pueden presentar en nuestra vida sentimental.

Este consiste en sobre llevar el día a día, prestar la atención necesaria a los detalles, a la otra persona a sus deseos, pero obviamente sin olvidar los propios, para que, cuando se esté en un punto de la vida en que se pueda voltear a la ventana del pasado, no sentirse inconforme entre lo que se pudo hacer hecho y lo que se hizo, porque aun, y cuando haya cosas que no se han podido hacer, esto no será un factor determinante del arrepentimiento futuro.

De todo esto, es evidente, que el amor verdadero, no es más que la mayor aventura que tendremos en la vida y que compartiremos con otra persona.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *