Informativos 24 H

Periódico Digital

Noticias 24H

¿Cómo realizar un buen voluntariado con niños?

¿Cómo realizar un buen voluntariado  internacional con niños?

Mucho se habla de cómo ser un buen voluntario o de todos los beneficios que un voluntariado podría traer para tu vida diaria, pero poco se habla de lo difícil, en ocasiones, que puede resultar para una persona trabajar con niños en un voluntariado. Los niños son inocentes en todo su entorno y, normalmente, verlos en realidades tan duras y crueles con ellos, hacen que más de un voluntario prefiera simplemente no trabajar con ellos.

Ellos, más que nadie, necesitan de todo el cariño y la comprensión que puedas darles. Es un tipo de voluntariado en el cual cosecharás la paciencia y tendrás que estar atento a cualquier tipo de necesidad que se presente. Pero, sobre todo, es un tipo de programa en el que deberás ser fuerte. ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo conseguir que tu voluntariado con los niños logre dejar alguna huella en ellos, buena para ayudarles?

Consejos para el voluntariado con niños

  • Sentirse en armonía con los niños. Por supuesto, no irás a hacer un voluntariado con niños si estos no inspiran ni siquiera un sentimiento de empatía en ti. Los niños son personitas que pueden enseñarte mucho, con sus sonrisas y sus ocurrencias. Sentir que puedes trabajar con ellos y estar dispuesto a aprender todo lo que ellos tienen para enseñarte es muy importante para lograr una buena conexión.
  • Mucha paciencia. Recuerda que los niños no tienen la misma edad que tú y por lo tanto, hay muchas cosas que aún no comprenden y muchos comportamientos que podrían agotarte rápido si no estás preparado para ello. A los niños hay que ofrecerles toda la comprensión del mundo. Son otras realidades, diferentes a las que tú has vivido. Su infancia puede haber sido muy distinta a la tuya. Escúchalos.
  • Trata de no perder el mando. Debes ser amable y cercano con ellos, pero debes intentar no perder nunca la autoridad que te da el ser la persona mayor del grupo. De esta manera, siempre podrás tener toda situación controlada.
  • Entrega tu corazón. Ellos, como dijimos, son los que más necesitan del cariño de la gente. Debes comprender que han vivido cosas que ningún niño ha de vivir nunca. Siéntate y habla con ellos, aprende de sus gestos y del corazón tan puro que tienen. Sé amable y paciente, y acércate a ellos con paciencia, sin que el posible rechazo inicial te desanime.

La plenitud que te ofrece el voluntariado con niños

Los niños son pequeños que realmente tienen mucho para dar al mundo. El voluntariado con niños te abrirá el corazón, te conmoverá y te hará querer cambiar la realidad que te rodea solo para ellos puedan vivir mejor.

Hazlo. Tienes el poder de hacerlo, aunque sea con pequeñas acciones. Tienes el poder de contribuir, brindando una mano, donando un juguete o compartiendo tiempo de calidad con las personas que lo necesitan. Enseña, aprende, y vive la experiencia que el voluntariado te ofrece, porque será capaz de llenarte de alegría y de renovar completamente tus energías para seguir caminando por el mundo tan caótico en el que vivimos.

Descubre los gestos de humanidad, los detalles que hacen de los días más llevaderos. Con este tipo de programas, tienes la oportunidad de ser una persona que marque a quienes le rodean. No la pierdas, porque si realmente todos colaboramos y ponemos nuestro granito, seremos capaces de hacer un verdadero esfuerzo y de cambiar lo que esté mal. No lo pienses tanto. Si la oportunidad se te presenta, ¡inscríbete y sé un voluntario! Vale completamente la pena y no te arrepentirás nunca, porque será una de las mejores experiencias de toda tu vida. ¡Podemos asegurarlo!

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *